Institución

Misión:

Nuestra misión es la búsqueda de la superación deportiva a través de la puesta en práctica de procesos de enseñanza – aprendizaje a cargo de profesionales o técnicos vinculados a la actividad física, cuyo objetivo es desarrollar en las personas aptitudes, habilidades y destrezas necesarias para la práctica del fútbol, el conocimiento de los fundamentos éticos, técnicos y reglamentarios, aunado a la práctica sistemática y permanente de nuestra disciplina deportiva.

Visión:

Ser una institución de avanzada, especializada en la gerencia y organización en el que hacer deportivo, proporcionando a nuestros atletas un alto nivel futbolístico en todas sus instancias, el cual les permita integrarse adecuadamente a una entidad profesional.

Valores:

Para Estudiantes de Caracas Sport Club los valores son guías y pautas que marcan las directrices de una conducta coherente. Se convierten en ideales, indicadores del camino a seguir. De este modo, nos permiten encontrar sentido a lo que hacemos, tomar las decisiones pertinentes, responsabilizarnos de nuestros actos y aceptar sus consecuencias. Los valores nos permiten definir con claridad los objetivos de la vida y esclarecer el cómo y cuándo debemos y podemos cumplirlos.

En nuestra organización nos esforzamos porque los competidores aprendan a lograr la aceptación y felicidad tanto cuando se gana como cuando se pierde, enfocándonos y valorando la EXPERIENCIA como el pilar fundamental, donde siempre buscamos y aceptamos el bien del otro.

Comprendemos el trabajo en equipo como un número determinado de personas con capacidades complementarias, comprometidas con un propósito, un objetivo de trabajo y con responsabilidad mutua compartida en búsqueda de logros comunes.

Percibimos la disciplina como una herramienta para instruir y educar a los alumnos con el fin de poder lograr una obediencia efectiva.

Entendemos que hablar de respeto es hablar de los demás. Es establecer hasta dónde llegan nuestras posibilidades de hacer o no hacer, y dónde comienzan las posibilidades de otros. Comprendemos y aplicamos el principio de que el respeto es la base de toda convivencia en sociedad.

Mantenemos una actitud positiva frente a todas las cosas que vivimos buscando en cada una de ellas oportunidades de mejora para nosotros mismos y para los que nos rodean.

Controlamos los impulsos de nuestro carácter a través del autodominio y nos estimulamos a afrontar con serenidad los contratiempos generados por la competencia, así como a tener paciencia y comprensión en el trabajo en equipo.

Colaboramos con los padres en la formación integral de los jugadores, pues sabemos que el esfuerzo coordinado de padres y profesores tienen una gran eficacia y los resultados son evidentes a corto plazo.