Noticia

Titulo de la foto

Freddy Vásquez: “Fue el gol más importante de mi vida”

Escrito por: Luis Vilchez| Fotografias: Prensa Estudiantes de Caracas Sport Club

“La esperanza es lo último que se pierde” o “la fe mueve montañas” son lugares comunes que encajarían perfectamente en la hazaña de Estudiantes de Caracas, que logró la permanencia con una definición inolvidable para sus protagonistas. Luego de remontarle un 2-0 a Estudiantes de Mérida, los capitalinos concretaron lo impensado. El gran protagonista del triunfo entre académicos fue Freddy Vásquez, que entró desde el banco y firmó un doblete.

“Fue impresionante, era 99% de fe y 1% de probabilidad. La primera que toque entró, al igual que mi compañero Luis (Ramírez). Fue un momento mágico”, explicó Vásquez a Balonazos. El delantero agregó “Es el gol más importante de mi vida, por todo lo que significó: permanencia, victoria y remontada. Es algo indescriptible, lo recuerdo y me emociono”.

Los capitalinos antes de la fecha 13 solo sumaban un triunfo (ante Caracas FC), el resto eran empates y derrotas. El destino y el calendario le dieron la posibilidad de jugarse a Rosalinda en la recta final, con tres rivales directos en fila. A los tres (Metropolitanos, Anzoátegui y Portuguesa) los venció.

“La llegada de Jose Maria Morr nos fortaleció demasiado a todo el grupo, sentíamos que nos repotenciabamos (…) El técnico tiene que ver mucho en esta hazaña, desde que llegó siempre fue muy positivo”, reveló el atacante, sobre la importancia del estratega en esta gesta.

Tras la seguidilla de triunfos, el equipo resbaló en Valera contra Trujillanos. Les tocaba definir ante un elenco rojiblanco obligado a ganar para volver a una Copa Libertadores, en Cocodrilos Sports Park. Ganar y ligar que Anzoátegui no lo hiciera, era la única esperanza merengue para seguir otro año en la categoría de oro.

“Era un partido que en cualquier lugar del mundo estaba perdido, además le pitaron un penal a ellos y lo fallan. Nunca olvidaré esto, fue algo único”, opinó Vásquez, en referencia al último partido. Aunque, fue Morr quien nunca perdió la fe en esta hazaña.

“En el entretiempo (Morr) siempre nos dijo que mantuvieramos  la calma y no perdieramos la fe, en ese momento iba 0-0. En el inicio del segundo tiempo nos hacen el primero y luego rápido el otro”, recordó el atacante.  Vásquez completó: “Estaba calentando y (Morr) me llamó a los 15 del segundo tiempo, me dijo: ‘Vasquez entre a hacer lo suyo, tranquilo, que esto lo remontamos”. En el momento del segundo tanto merideño, el delantero confesó que algunos compañero y el preparador físico dejaron correr una que otra lagrima, porque “pensaban lo peor”.

La suerte les sonrió a los merengues, ya que luego de descontar su rival erró una pena máxima. “Hago el gol y luego la “Pulga” (Gómez) falla un penal, en lo personal no recuerdo que fallara errara alguna vez”, soltó el autor del doblete.

Un gol tan importante no podía tener un celebración menor, así que Vásquez emuló a su compañero Luis Ramírez, al enserñarle la franela a la aficción rival, muy al estilo de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o el mismo Fernando Aristeguieta, en el futve. “Lo hice primero por la euforia del partido y segundo porque la barra de Mérida estaba completa y nos cantaban ‘de segunda son’. La mejor forma de callarles la boca era hacer mi trabajo y con un gol, para que no subestimen a nadie”, afirmó el atacante.

Al terminar el encuentro, Morr les agradeció a sus jugadores por el logró y aseguró que jamáa olvidará esa hazaña. “Al final del partido nos arrodillamos en la mitad de la cancha los jugadores, esposas e hijos para hacer una oración, luego fuimos a la sede del club, en donde compartimos un rato”, contó el atacante sobre el postpartido.

El contrato de Morr concluyó con la tarea cumplida, pero en caso de renovar ya le dijo que espera para el próximo año. “De mantenerse en el equipo aseguró que buscaremos grandes (liguilla y cupos internacionales), lograr que al equipo no lo subestimen o lo traten de cenicienta”, cerró Vásquez.